Prácticos consejos para saber elegir un diamante de color

Prácticos consejos para saber elegir un diamante de color

Publicado por: admin

Prácticos consejos para saber elegir un diamante de color

 Definiendo la calidad de la gema a través de Las 4C se logra determinar el valor de todos los diamantes.

C # 1 - El color del diamante

El color del diamante es muy importante y el de mayor influencia en el precio final. Se tiene en cuenta la tez que es la primera impresión o el color primario, luego se verifica el tono que puede ir de claro a oscuro y por último se considera la saturación que va desde débil a intensa. Los diamantes más raros tienen colores como verde, naranja, violeta, azul, negro, champagne, gris y por supuesto el rosa.

El color del diamante

C # 2 - Claridad

Determinar el índice de pureza se consigue en base a la talla, posición de la piedra, la naturaleza de la misma y el color. A mayor pureza mayor el precio del diamante.
Es de conocimiento popular que  el diamante es una de las piedras preciosas más duras y resistentes del mundo, pero una impureza mal ubicada pueda hacerla frágil como un vidrio normal. La escala que define el grado de pureza se llama Flawless (FL) y el elemento que utilizan para la medición es una lupa de 10 aumentos.
 
C # 3 - Corte

Un diamante de color es analizado en base a su talla. Cuando el corte es acorde a las proporciones de la gema, ésta refleja mejor la luz. El brillo, destello o resplandor depende directamente de la talla de la piedra. No olvide verificar la simetría de su forma, aquellas que están achatadas tienen un impacto negativo en la cualidad que tienen de reflectar la luz. Puede presentar diversas formas, como por ejemplo rectangular, como pera, redonda, corazón u óvalo. La clasificación a nivel mundial en cuanto a su talla es la siguiente: Excelente, Muy Buena, Buena, Media y Pobre.

C # 4 - Centésimas de quilates

Los diamantes tienen una unidad de peso diferente: quilates, la misma es un criterio comercial por la cual evalúan mejor el precio de una piedra. El quilate se divide en 100 puntos a lo que llamamos centésimas de quilates, por ejemplo un diamante de 30 quilates tiene un peso de 30 puntos y por ende obtenemos que a mayor quilates mayor el precio final.

Inversión

No hay duda alguna que la compra de un diamante puede considerarse como una inversión a mediano o largo plazo. Para evitar cualquier problema ante una compra tan importante es mejor que exija el Certificado de Gemología que siempre acompaña a la piedra, garantizado su origen y las características físicas de la misma. Este certificado debe ser expedido por un laboratorio de reconocimiento mundial, como por ejemplo el H.R.D, el I.G.I o el G.I.A que son instituciones auténticas de gran renombre internacional expertos en certificar piedras preciosas. Los diamantes de gran tamaño por lo general tienen inscripciones hechas con láser, la cual se considera una buena medida de seguridad.
Así también es bueno recomendar que para cotizar los diamantes incoloros pueden tomar de referencia el "Diamond Report". No olvide que los precios siempre están expuestos en dólares americanos.

Si te gustó el artículo, compártelo en las redes sociales: fabebook, twitter... Es gratis! ;)

                 

0



#

admin

Comentarios



Añadir comentario